Pescados Angelito

Sashimi

Sashimi - Pescados y Mariscos Angelito

Ingredientes

  • 150 g de salmón fresco.

Elaboración. Técnica y truco

La técnica del sashimi consiste en cortar trozos de pescado en porciones de tamaño bocado que los comensales puedan degustar introduciéndoselas en la boca con los palillos de una vez. Estas porciones suelen tener forma más o menos rectangular o alargada y se pueden tomar solas o aliñadas con alguna salsa como la salsa de soja.

Para hacer sashimi, al ser una preparación basada en el pescado en crudo, es fundamental comprar el mejor pescado que podamos permitirnos y es recomendable pasarlo por el congelador para evitar los riesgos alimentarios como el anisakis ya que no vamos a cocinarlo sino simplemente cortarlo antes de comerlo.

Podéis elegir varios pescados para hacer el sashimi, atún, salmón, pez mantequilla, pez limón o si queréis, probar con la corvina que es un pescado que tiene un impresionante sabor en crudo. Para hacerlo fácil y económico, vamos a aprender la técnica del corte de sashimi con el salmón, aunque podríamos hacerlo con cualquier otro pescado del que tengamos un lomo con la ventresca, ya que las partes más ricas en grasa de los pescados son las más adecuadas para esta preparación.

Tras retirar la piel del salmón, -o del pescado que vayamos a utilizar para hacer sashimi- colocamos el taco o lingote de pescado sobre la tabla y nos preparamos para hacer los distintos cortes para laminar el pescado en porciones fáciles de comer. Corta el pescado en dirección contraria a la veta, en porciones de 3-4 milímetros de grosor, algo menos de medio centímetro, para que sean de un tamaño cómodo para comer de un bocado. Al cortarlas, ve acomodando cada porción sobre la anterior, acaballando una sobre otra ligeramente.

Truco para que siempre salga bien el sashimi

Corta un taco rectangular como si fueras a preparar un tataki -cocinar ligeramente en la plancha- y una vez tengas el lingote, procede a filetearlo. Aquí puedes ver cómo cortar ese lingote partiendo de un lomo de salmón para sacarle todo el rendimiento. Para que el corte quede perfecto, lo mejor es utilizar un buen cuchillo japones bien afilado y hacer el corte con un solo movimiento del cuchillo, deslizándolo hasta cortar la rebanada, sin hacer movimiento de vaivén o sierra.

No te preocupes por los trocitos sobrantes al cuadrar el pescado para hacer el lingote del que partes para hacer el sashimi. Con esos recortes puedes hacer brochetas, una original pizza de salmón o preparar unos sabrosos taquitos de salmón al horno con patatas ideales para una cena.

Con qué acompañar el sashimi

La forma más habitual de servir el sashimi es acompañado de una hoja de shiso, un cuenco con salsa de soja japonesa y si se quiere, con un poco de jengibre encurtido para que el que quiera lo pueda comer entre bocado y bocado.

No es habitual en Japón aliñar la soja con wasabi, pero en occidente nos suele gustar darle ese toque fresco y picante para sumergir en ella los trozos de pescado antes de introducirlos en la boca. Lo mejor, es disfrutarlo como más nos guste. En general el sashimi se considera un entrante pero si se va a tomar como plato principal, os recomiendo servirlo acompañado de una sopa de miso sencilla.

Fuente: www.directoalpaladar.com